¿Qué significa ser celiáco?

Laura ODogherty apto para diabeticos cánceres intestinales celíaca consejo consejos dato datos dieta saludable dietas ejercicio empatia enfermedad celíaca éxito expresión gluten health healthy informacion logros metas nutricional salud saludable tips

Uno de los padecimientos que más reflectores han acaparado en tiempos recientes es la enfermedad celíaca. Un gran movimiento nutricional ha nacido a partir de la popularidad de la enfermedad, que ha impulsado un movimiento global para reducir el consumo de gluten.


Pero, ¿qué es exactamente la enfermedad celíaca? Se trata de una afección del sistema inmunitario que daña el intestino delgado, el cual no puede procesar el gluten que, al ser consumido, produce una serie de diferentes síntomas y altera la forma en la que el cuerpo absorbe nutrientes. 


El gluten, al tratarse de una proteína, se encuentra en muchos alimentos, aunque principalmente en cereales como el trigo, la avena, la cebada y el centeno. La mala absorción de estos nutrientes puede ser perjudicial de muchas formas, creando malnutrición. 


La enfermedad celíaca afecta a todas las personas de forma diferente, produciendo síntomas que pueden ser casi imperceptibles hasta otros mucho más severos que varían desde cambios de humor, irritabilidad y depresión o síntomas más físicos como diarrea y dolor abdominal.


Es importante saber si uno padece de la enfermedad aunque no note síntomas severos, pues en algunos casos, el padecimiento puede traer problemas crónicos a largo plazo, que van desde los problemas relacionados con la falta de nutrientes en el cuerpo hasta ciertas asociaciones a cánceres intestinales. 


La enfermedad celíaca es hereditaria, determinada por un fuerte componente genético. Para suerte de los afectados, una vez que uno nota los posibles síntomas, se puede determinar fácilmente con análisis de sangre o incluso muestras del tejido intestinal. 


La única cura a la enfermedad es una dieta libre de gluten. Lamentablemente, este proceso no puede ser tan sencillo puesto que los precios de los alimentos ascienden y además, la recuperación no es inmediata, puede llegar a tomar hasta dos años desde que se cambian los hábitos. 



Publicación más antigua Publicación más reciente


  • Nataly Alanis en

    Me encanto esta nota, super interesante!!! :)


Dejar un comentario