Política y redes sociales ¿buena combinación?

Laura ODogherty distraccion entretenimiento estrategias figuras públicas humanidad idealistas informacion inspiración mexico opinion política recomendaciones redes sociales trabajo

Desde hace más de una década, las redes sociales se han convertido en una parte fundamental de nuestras vidas. La gran mayoría de las personas en el mundo cuentan con alguna clase de presencia en internet, eso incluyendo por supuesto, a figuras públicas, que van desde nuestros artistas y deportistas favoritos, hasta los políticos que tanto llegamos a querer o detestar.


Esta presencia hace que nos podamos sentir mucho más cerca de nuestros ídolos y que se cree una conexión como jamás había existido. Ahora, que un famoso que idolatras le de like a alguno de tus tuits se siente casi como cuando antes lo encontrabas por la calle y le pedías un autógrafo.


Pero, ¿qué implica esto en la política? Si de por sí ha existido siempre una fuerte división entre la gente con temas políticos, dejarlos al desnudo y sin censura en las redes sociales puede crear ambientes hostiles tanto para la gente como para los propios funcionarios y políticos.


Claro, que esto también tiene sus ventajas, como por ejemplo, el fácil acceso a la información. Ahora basta con dar follow a cualquier político cuya agenda te interese para poder enterarte de todo: no sólo de sus ideas, también de ellos como persona. Incluso, en aquellos de zonas más locales, crea una sencilla interacción sin la necesidad de sentarse tres horas en el sol al ritmo de una canción genérica con el fin de hacer una única pregunta.


Además, esta 'modernización' de la política ayuda a animar a las nuevas generaciones a estar más involucrados. Tomemos el ejemplo de Ocasio-Cortez, una representante de los Estados Unidos para el distrito 14 del congreso en Nueva York. Ella ha empezado a dar platicas en Twitch, un servicio de transmisión en vivo, para que los jóvenes, de forma gratuita, puedan unirse, escucharla, aclarar dudas y platicar con ella.


Al final, esta presencia política en las redes trae consigo beneficios y problemas, pero casi sin ninguna duda es algo bueno, el acceso a la información siempre será algo importante y la ventaja de comunicación, cuando se use de la manera correcta, es un beneficio grandísimo para la población.



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario