Los sentimientos y la comida están más relacionados de lo que creemos

Isabel O'Dogherty bienestar chocolate dopamina jarabe de yacón miel de yacón placer sentimientos yacón

La comida está presente en todos los momentos especiales. En San Valentín regalamos chocolates, el día de las madres comemos con nuestras mamás, en los cumpleaños partimos pastel y si alguien se siente mal le llevamos galletas o cupcakes para consentirlos. Las celebraciones de aniversario normalmente son alrededor de comida con una cena o tomar vino y comer botanitas y hay veces que cuando estamos estresados nos comemos un snack o algo por ansiedad. No es sorprendente escuchar que la comida esta muy relacionada a los sentimientos, pero nosotros te vamos a contar porque.

Desde nuestros inicios la comida fue directamente asociada al placer, el placer de comer y el placer de comer acompañado. Comer aseguraba la supervivencia y las relaciones humanas alrededor de la comida. Nuestro comer tuvo un sentido que trascendió la necesidad fisiológica, se empieza a creer que la comida es una forma de dar afecto.

Esto tiene sentido si tomamos en cuenta que una persona libera dopamina, un neurotransmisor encargado de llevar mensajes de placer al cerebro para causar una sensación de bienestar, cuando estamos enamorados y cuando comemos algo que nos gusta mucho. Es decir, si te gusta el chocolate y te comes un cachito, se liberará dopamina en tu cuerpo que causará una sensación de placer y bienestar. Del mismo modo, si le das un beso a una persona que quieres, liberarás dopamina que te hará sentir igual que con el chocolate. Que increíble, ¿no?

Nuestro cerebro también hace (casi siempre) asociaciones positivas con la comida. Cuando comemos de niños, nos sentimos cuidados y el cerebro hace estas conexiones. Es inminente que estas asociaciones se mantengan y que aún sin saberlo, comer nos haga sentirnos mejor y de la misma forma.

Por otro lado, hay comidas en específico que se relacionan con cambios en nuestros sentimientos. Las grasas, carbohidratos y azúcares tienden a atenuar la tristeza y causar sensaciones positivas en nuestro cerebro. Es por eso que son conocidas como comfort food, o comida confort.

Es importante mencionar que los alimentos que ocasionan este sentimiento no necesariamente son saludables por lo que hay que mantener una dieta balanceada que incluya mucha fruta y verdura, carbohidratos complejos de preferencia, leguminosas, proteína y grasas buenas sin dejar de darnos esos gustitos de vez en cuando que nos harán sentir mejor.



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario