¿Con qué endulzar?

Laura ODogherty artifical beneficios edulcorantes monk fruit OMS prebióticos regular azúcar salud splenda stevia yacón

Debido a las restricciones alimenticias  y al deseo de comer más saludable, muchas personas han recurrido a los edulcorantes artificiales para reemplazar el azúcar. Sin embargo, esta podría no ser la opción más saludable que existe. 

Los sustitutos del azúcar, como Splenda y Stevia, tienen muy pocas calorías en comparación con el azúcar, la miel de abeja y la miel de maple. Sin embargo, eso no significa que sea bueno para la salud o que promueva una dieta sana y eficaz.

Splenda, por ejemplo, está hecho con Sucralosa. Un componente químico que le da el sabor dulce a este sustituto de azúcar. La Sucralosa puede elevar los niveles de azúcar y no se recomienda cocinar con ella porque se ha cuestionado su seguridad  a altas temperaturas.

La Stevia es un endulcorante sin calorías, que si es 100% natural, es una buena alternativa por sus magníficos beneficios a la salud. El problema es que la Stevia que encontramos en los supermercados no es la planta en su estado natural, sino  glucosidos de esteviol, compuestos que se extraen a partir de la planta mediante procesos químicos.

El Monk Fruit, o fruta del monje, es un endulzante con bajo índice glucémico (la rapidez con la que se eleva la glucosa después de comer) que, no tiene calorías. Sin embargo, el Monk Fruit, para aumentar su sabor dulce y evitar el sabor metálico y amargo que suele dejar, frecuentemente está mezclado con Eritrol, que no es un ingrediente natural.

Pero no te desanimes, no  estamos diciendo  que los sustitutos del azúcar  sean completamente malos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir la ingesta de azúcares libres, o azúcares añadidos, a menos del 10% de la ingesta calórica total. Los edulcorantes artificiales son una buena herramienta para reemplazar y controlar la cantidad de azúcares que consumimos. Estos cuentan con menor cantidad de calorías y carbohidratos, además de que generalmente tienen un índice glucémico bajo o nulo.

Además, existe la alternativa del jarabe de yacón. El jarabe de yacón viene de una raíz peruana similar a la papa. Lo maravilloso del jarabe de yacón es que cuenta con todo lo bueno de los edulcorantes artificiales (menos calorías, menos carbohidratos y bajo índice glucémico),  pero también, contiene los nutrientes  que carecen los otros sustitutos de azúcar. Es y siempre será 100% natural, tiene alto recuento de prebióticos y ha sido comprobado que ayuda a regular la glucosa en la sangre. 

Para que compares entre los diferentes sustitutos del azúcar, te hicimos esta tabla con las principales características:



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario