Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Laura ODogherty actividad física covid dato datos energia entretenimiento Estadio Olímpico éxito figuras públicas Francia informacion inspiración Japón Juegos Olímpicos de Tokio 2020 Laia Palau maravillas metas Michael Phelps París París 2024 Pau Gasol Rafa Nadal reto retos Roger Federer salud Tokio Tokio 2020 Usain Bolt Uzbeka Oksana Chusovitina

El 8 de agosto se marcó el final de unas de las olimpiadas más atípicas y curiosas que hayamos podido ver: los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Marcados desde el inicio por múltiples polémicas, estos juegos sin duda pasarán a la historia por las anécdotas únicas que logramos presenciar.


Empezando por el hecho de que los Juegos de 2020 se tuvieron que celebrar en 2021 por la pandemia del coronavirus, la atipicidad que representó ver estadios y escenarios carentes de público es algo que muy pocos vamos a olvidar. Completamente comprensible dadas las circunstancias, la falta de espectadores sin duda hizo que el evento carecería de la vida que normalmente puede verse. Los horarios también jugaron un rol fundamental, pues en Europa, África y América muchos de eventos transcurrían durante la madrugada. 


Otro hecho que marcó a los juegos fueron las lesiones. Tras un año en que muchos deportistas no pudieron entrenar con regularidad y en que muchos otros tuvieron que hacerlo más de lo usual, las lesiones marcaron a Tokio. Muchos atletas de renombre tuvieron que declinar su participación desde el principio, como los legendarios tenistas Rafa Nadal y Roger Federer.


Esas ausencias de peso no fueron las únicas, Michael Phelps y Usain Bolt, dos nombres que van de la mano de los récords olímpicos, tampoco participaron. Tras coronarse ambos como los mejores en la historia de su disciplina, su ausencia, aunque ya planeada, también pareció dejar un hueco después de tantos años acostumbrados a verles compitiendo. 


Pero es que varios atletas llegaron a Tokio sabiendo que se trataría del fin de su carrera, como la gimnasta Uzbeka Oksana Chusovitina, que se despidió tras haber participado en sus octavos Juegos Olímpicos consecutivos. El caso del baloncesto español también es de mucho peso, pues los dos mejores jugadores de la historia de España, Pau Gasol en el masculino y Laia Palau en el femenino, dijeron adiós tras haberlo ganado prácticamente todo en sus carreras.


Sin duda Tokio 2020 quedará en la memoria de muchos como uno de los juegos más extraños que hemos presenciado. La atipicidad vista nos dejó también con récords imprevistos y atletas que no esperábamos ver deslumbrando que terminaron consiguiendo gestas históricas. Veremos qué nos depara el futuro en París 2024 donde, todo parece indicar, ya estaremos viviendo una vez más en la normalidad.



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario