El lenguaje universal

Laura ODogherty amor arte expresión inspiración lenguaje universal musica salud saludable

La música es un lenguaje universal. Es, casi con toda probabilidad, la expresión artística más popular en todo el mundo. El ser humano ha utilizado la música para expresarse casi desde el comienzo de su historia y es completamente seguro que lo seguiremos haciendo hasta el final de nuestros días.

Empezando por la música folclórica que pasa por todos los rincones del mundo, como la prehispánica en Latinoamérica, la celta en el oeste de Europa y la polinesia del Pacífico, por decir sólo algunas, pasando por la música clásica y llegando a las expresiones más modernas que varían en creaciones tan diferentes como el jazz, el rock, el metal, el rap, el techno y el reguetón. El amor por la música parece estar hecho a la medida para cada persona del mundo.

Es difícil imaginar un mundo sin música. Un largo viaje en coche sin tus canciones favoritas, una película o un videojuego sin un score que lo acompañe o la idea de no volver a pisar un escenario para tocar o escuchar música. Sería incluso imaginar una naturaleza casi silenciosa sin pájaros iluminando con sonido cada mañana.

Algunas personas siguen viendo la música como algo que sólo los músicos pueden hacer, pero, ¿qué son los músicos sino personas que aprendieron a tocar un instrumento? ¿Y qué se necesita para aprender a tocar un instrumento? Pues sólo dos cosas: el instrumento y el amor por la música.

¿Te gusta la energía? Podrías ser baterista. ¿Te gusta el ritmo? Podrías ser bajista. ¿Te gusta la sutileza? Podrías ser pianista. ¿Te gusta la improvisación? Podrías ser saxofonista. ¿No quieres pagar por un instrumento? Siempre vas a tener tu voz. Estamos en el siglo XXI, hasta tu computadora puede ser tu instrumento.

Nunca es demasiado tarde o demasiado pronto para empezar. La música es un lenguaje que todos deberíamos de saber hablar, ¿cuál sería el sentido de escucharlo tantas veces si uno no quiere replicarlo? Hay tantos géneros musicales y tantos instrumentos por descubrir que cada búsqueda que se haga satisfará a cualquiera que esté dispuesto a expandir ese amor por la música.

Así que expande tus horizontes. No te quedes escuchando sólo los géneros musicales que todos conocen, hay muchísimo por descubrir. ¿Te imaginas ir a una heladería y pedir siempre los mismos dos o tres sabores sin probar el resto? No tendría sentido, nunca sabes cuando vas a encontrar tu nuevo sabor favorito si no pruebas todo lo que existe.

Y por supuesto, tampoco te quedes sin descubrir cómo hablar el lenguaje que tanto te gusta escuchar, te sorprendería lo fácil que es experimentarlo cuando en verdad amas todo lo que proviene de él. ¿Sabes qué es lo mejor de amar la música? Que la música siempre te va a amar de regreso.



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario